Mecánicos

La imagen clásica del bicicletero de barrio que dedicaba toda su vida al oficio, se ha transformado en los últimos años. Gracias a un recambio generacional que vino de la mano del aumento del uso de la bicicleta en la ciudad, este arte tiene aires renovados.

Aquel local que era punto de inicio y con frecuencia fin de nuestras aventuras en dos ruedas, en muchos casos ha trasladado su marquesina a las redes sociales y atiende a puertas cerradas y con cita previa.

Locales en lo profundo de una galería, casonas recicladas o departamentos que también funcionan como vivienda, se convierten en espacios para desarrollar la actividad, muchas veces movidos por la pasión y con la libertad de hacer las cosas a su propia manera. Lo que que antes se transmitía de maestro a aprendiz, hoy se refuerza con videos de Youtube y cursos. Ya casi no se habla de ser bicicletero, hoy son mecánicos de bicicletas.