Conoce tu cámara

Entender y saber cómo funciona una cámara fotográfica, para que sirve cada lente, cada flash y hasta sus modificadores, es a menudo algo a lo que no se le presta tanta atención. Uno simplemente compra una cámara fotográfica nueva, carga la batería, la tarjeta de memoria y comienza a sacar fotos. También hay un asunto con el hecho de adquirir compulsivamente nuevo equipo.

A menudo, algún amigo me manda un mensaje o me contacta y me pregunta si tal o cual cámara esta bien para empezar a estudiar fotografía. Y mi respuesta casi siempre es, aprende fotografía con lo que tengas. Después comprate la cámara que mejor se ajuste a lo que querés fotografiar y a tu bolsillo obviamente. Comenzar tu camino en la fotografía con una cámara nueva, a veces puede ser una experiencia frustrante.

¡Agarra el manual!

Si llevas un tiempo haciendo fotos, y no sabes para que sirve cada botoncito, mi consejo es ¡agarrá el manual! y comiences a leerlo y a probar cada cosa que trae aunque nunca lo vayas a usar. Cuando no sabes cómo funciona tu cámara, pueden suceder dos cosas. Una, que al momento de querer capturar ese momento clave, no sepas como configurarla correctamente y rápido. Lo otro que puede pasar, es que si estás retratando a alguien, por ejemplo, pases más tiempo mirando la pantalla que intentando conectar emocionalmente con tu sujeto y eso al final del día, cuando empezas a revisar la producción de esa sesión, se nota.

Conocer como funciona también es conocer sus limitaciones. Las limitaciones son grandes disparadores de la creatividad. Entender que con una cámara podes hacer una cosa y no la otra te ahorra el tiempo que perderías intentando obtener resultados que nunca podrás lograr. Te fuerza a elegir otros caminos creativos o a sacarle el mayor partido posible a eso que le falta. Por ejemplo, una cámara que tiene una muy pobre performance cuando hay poca luz te puede servir para explorar al máximo las escenas bien iluminadas, o para aprovechar esa baja performance como recurso creativo.

Sindrome de Adquisición de Equipamiento

Tener una cámara que se ajuste a tus necesidades, en vez de al mercado y las modas, y saber como funciona, y sus posibilidades te va a servir para evitar lo que en inglés llaman G.A.S. (Gear Acquisition Syndrome, o Síndrome de adquisición de equipamiento). Esto es lo que tenes y sabes a la perfección como funciona, no necesitas nada más, ahora podes enfocarte 100% en crear.

Lo que nos lleva a que conocer tu cámara, sus funciones, posibilidades y carencias está directamente relacionado con desarrollar un estilo propio y auténtico. Nobuyoshi Araki, dice que Daidō Moriyama hizo de la cámara su esclava. Daidō hizo prácticamente toda su carrera con una cámara compacta sin funciones sofisticadas. Según el propio Moriyama, ante todo, intenta reflejar sus ideas y su punto de vista sobre el mundo sin darle demasiada importancia a la tecnología.

Aprendé fotografía

Por último, agregar que no solo deberías conocer las posibilidades (pocas o muchas) de tiene tu cámara y cada una de sus funciones. Un capítulo aparte merece mencionar que además, deberías plantearte aprender a manejar técnicas fotográficas por que es lo que en definitiva enriquece tu trabajo y te salva de situaciones en las que no sabrías como resolver un foto por no comprender como sacar el mayor partido del equipo que tenés.

yashica-j
Sin comentarios

Publicar un comentario