Faro Querandí

Por Mariano Cirigliano.

Durante el feriado de Carnaval de 2017, del 26 al 28 de Febrero tuve la suerte de compartir con Mauro Mureri, Melina Brandoni, Veronica Farias, colegas fotógrafos, unos días junto al Faro Querandí, en Villa Gesell. ¿El objetivo? registrar la inmensidad de una de las reservas dunícolas más grandes de Latinoamérica y su Faro como una forma de crear conciencia de la importancia de este ecosistema para el medio ambiente y para la conservación de agua dulce.


Fueron tres días muy intensos, llenos de experiencias. De la lucha por convertir la Reserva Municipal en Parque Nacional. De la labor del torrero, parte de la Armada, por mantener y custodiar ese pedazo de soberanía. Y en el medio, las intrusiones de los vehículos 4×4 que además de arrasar con la Flora y Fauna del lugar, comprimen la arena de los médanos impidiendo que estos filtren el agua de la lluvia y por ende, modifiquen su función de almacenaje. También pudimos ver y tomar dimensión de lo que dejó el temporal del 5 de Febrero, y la fuerza con la que atacó la naturaleza.


El regalo del cielo fue el eclipse solar del 26 de Febrero, un fenómeno astronómico que a pesar de haberse presentado en forma parcial en esta zona, nos mostró una vez más lo pequeños que somos. Fueron días enriquecedores en todo sentido y no alcanzan las palabras para agradecer la solidaridad de quienes nos tendieron una mano, nos aconsejaron y compartieron desinteresadamente y a pesar de las dificultades, un instante de sus vidas con nosotros!


Las presentes fotos, son mi serie personal del proyecto grupal.